Principio de Arquímedes.

Domenico-Fetti_Archimedes_1620Ella tendrá que esperar, aun navega a la deriva entre capítulos finales y desenlaces. Hace tanto que partió de puerto seguro que intenta al menos divisar la otra orilla, cree haberla visto (cada vez más cerca, o menos lejos) pero la tierra firme sólo se siente cuando se entierran los pies en la arena mojada o en su defecto, cuando se abraza.

Ha sido un viaje largo, de aguas calmas, de remansos y oraciones, las últimas tempestades han dañado su embarcación aunque todavía flota a pesar de todo, y a estas alturas (o profundidades) eso es importante, flotar.

Desde la orilla él también la ve, cansada en medio de las olas, entre claroscuros aparece y desaparece, pero sabe que es ella, porque brilla.

Ella siempre brilla.

Quisiera acercarle la playa para que descanse de una vez, lo pensó. Pero es imposible. Intentó ir a buscarla, pero sus recientes naufragios también lo han dejado exhausto, es que al fin y al cabo todos hemos naufragado alguna vez y hemos abrazado la tierra firme con lo último de nuestras fuerzas. Por eso es importante flotar (primero se flota, después se abraza).

Hay cosas que se sólo se aprenden haciéndolas, verbigracia: flotar y abrazar. Aquí no importan las definiciones ni los ejemplos, los planes y esquemas, los principios ni las teorías.

Ella lo siente, él lo sabe.

Abril.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s