Plano secuencia.

40

Ayer se volvieron a encontrar. Fue como un corto, de esos que no necesitan diálogos interminables ni tramas complejas. Sin decorados.

No hubo lugar para costosos efectos especiales, lugares comunes, errores de continuidad ni vestuarios de época. Sin escenografía se vieron sólo un rato. Sintieron para siempre.

Actuaron lo justo y necesario. Alcanzó con su perfume, con su camisa, con su pelo atado, la sonrisa suelta y un vaso.

Para él, mirarla es viajar a la luna (cada vez). Una gran historia contada entre ellos. Imaginaria como un cuento, real como su abrazo de despedida.

Mayo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s