La espera y la sorpresa

Así como los viajes interminables son los más cortos, los menos planeados, el mejor carnaval no es de febrero, sino el de abril (o de junio, por ejemplo).
Quizás hay que pretender menos, no se puede esperar, sorprenderse y conseguirlo a la vez. Entonces habrá que elegir, si es que podemos, entre la espera y la sorpresa. La espera es fácil, porque es absurda.


Las grandes cosas, pasan así porque sí, de golpe. Lo difícil es conseguirlo y sorprenderse a la vez.

Anuncios

Valparaíso.

Cerquita del mar, arriba.

Hay muchas casas,

subiendo la cuesta

que a veces nos cansa.

Cerquita del mar,

hay cerros de colores.

De muros pintados,

de hartas canciones.

Cerquita del mar,

cerquita del mar.

El pescador con su historia.

Una ciudad, puerto y derrota.

Gente que sube y que baja

Cerquita del mar.